fbpx
ActualidadActualidadCochesDestacado

¿Cómo recargar en un punto de carga público? Todas las claves

Puntos de recarga eléctrica Ionity

Aunque tengamos un punto de recarga en casa o en el lugar de trabajo, si tenemos un coche eléctrico ¿cómo recargar en un punto de carga público? Nos tocará hacerlo bien porque nos quedemos sin carga antes de llegar a casa o porque hagamos un viaje o escapada. ¿Qué tipos hay? ¿Dónde encontrarlos? ¿Cómo pagar? ¿Cómo debemos realizar la recarga para alargar la vida útil de la batería?

En este vídeo te contamos todas las claves para recargar en un punto de carga público y para ello vamos a contar con la ayuda de Stiven Montoya, CEO de Cargove, empresa especializada en la instalación de puntos de carga para vehículos eléctricos.

Primero de todo tenemos que saber que los coches eléctricos se pueden cargar con corriente alterna o corriente continua. Esta última es la que corresponde a la recarga rápida. La corriente alterna también se identifica por las siglas AC o CA, mientras que la corriente continua la identificarás por las siglas CC o DC.

¿Qué diferencias hay entre la corriente alterna y la continua?

La energía que procede de la red de suministro es siempre corriente alterna, sin embargo, las baterías de un coche eléctrico solo pueden almacenar energía en forma de corriente continua. Por este motivo, los coches que recargan en corriente alterna incluyen un convertidor que convierte la energía de CA a CC y luego la introduce en la batería. Este convertidor también se le denomina ‘cargador de a bordo’.

Los coches que cargan en corriente continua lo pueden hacer gracias a que es el propio cargador de corriente continua el que incluye el convertidor de energía. De este modo, puede introducir directamente la corriente eléctrica en la batería del vehículo y no necesita ningún cargador a bordo para convertirla. ¿El resultado? La recarga es mucho más rápida.

Tipos de puntos de recarga públicos

Antes de analizar los tipos de puntos de carga, hay que tener en cuenta la potencia máxima de carga que admite nuestro coche tanto en corriente alterna como en continua. Es decir, si elegimos un punto de carga con potencia de 22 kW pero nuestro coche solo admite hasta 11 kW, solo cargará a esta potencia. Y lo mismo ocurre con los puntos de carga rápidos con corriente continua. Como ejemplos te diré que el Porsche Taycan y Audi e-tron GT cargan a 270 kW, el Tesla Model 3 a 250 kW, Hyundai Ioniq 5 y Kia EV6 a 240 kW, el Ford Mustang Mach-E a 150 kW, el Volkswagen ID.4 a 135 kW, el Peugeot e-280 a 100 kW, o el Fiat 500e a 85 kW.

¿Recargar un coche eléctrico? Puedes hacerlo de todas estas formas

Estos son los tipos de puntos de carga públicos según su potencia de carga:

  • Puntos de carga lenta. Se trata de carga en corriente alterna con una potencia que no suele superar los 7,2 kW de potencia. Los encontramos en centros comerciales, supermercados, parking públicos…
  • Puntos de carga semi-rápida. En estos casos la carga se realiza con corriente alterna trifásica a una potencia de 11 kW o de 22 kW.
  • Puntos de carga rápida y los de carga ultrarrápida, que son los que realmente nos interesa para darle un chute de energía a nuestro coche sin perder mucho tiempo. Se diferencian de los otros en que el tipo de carga se realiza en corriente continua.

Podemos decir que los puntos de carga rápida tienen una potencia de carga desde los 50 hasta los 150 o 175 kW. Mientras que los de carga ultrarrápida pueden llegar a cargar hasta los 350 kW.

Con estos puntos de carga en corriente continua la velocidad de carga es más elevada y en una pequeña parada, lo que tardamos en tomarnos un café, podemos conseguir una buena autonomía. Por ejemplo, con un Kia EV6 podemos cargar del 10 al 80% de la batería en 18 minutos.

El problema actual de la recarga de un coche eléctrico lo encontramos en una red de puntos insuficientes, sobre todo de más de 150 kW, que son los más demandan los conductores durante los viajes.

Recarga en punto público

¿Cuánto cuesta recargar en un punto de carga público?

El precio del kilovatio siempre será más caro en un punto de carga público que en uno de casa, ya que la tarifa de la electricidad en este caso es más barata e incluso, se puede rebajar más si contratas la tarifa nocturna.

Los precios de la luz varían a diario pero podemos hablar de un baremo para uso doméstico entre 0,0112 €/kilovatio en potencia valle a 0,206 €/kilovatio en horas punta. Hay compañías que ofrecen planes específicos para vehículos eléctricos. Si te vas a comprar un coche eléctrico o híbrido enchufable, te recomendamos comparar entre diferentes tarifas. 

Cuando vamos a recargar en un punto de carga público nos podemos encontrar con que el coste es gratuito, por ejemplo, en muchos supermercados, aunque en estos casos suelen recargar en corriente alterna a baja potencia.

La cosa cambia cuando la recarga es un punto rápido o ultrarrápido. En corriente continua el coste es más elevado, por eso y porque un uso excesivo daña la batería, la recomendación es utilizar estos puntos de carga solo cuando es estrictamente necesario, en una urgencia o en viajes.

Recarga rápida de un coche eléctrico, ¿puede salir más caro que la gasolina?

Los precios varían a diario, pero para hacernos una idea, en un punto de carga de Wenea te costará entre los 0,38 € por kilovatio hora en corriente alterna de 7,4 a 43 kW y hasta 0,59 € en carga ultrarrápida hasta los 200 kW. Y si vamos a un punto de Ionity, el precio oscila entre 0,87 y 0,91 € el kilovatios hora, aunque hay marcas que ofrecen tarifas más baratas por suscripción.

¿Cómo encontrar un punto de carga público?

 Actualmente los puntos de carga se pueden localizar gracias a diferentes aplicaciones móviles. Una de las más conocidas es Electromaps pero ya todas las marcas que venden coches eléctricos ofrecen las suyas propias.

¿Cómo pagar en un punto de carga público?

En cuanto al pago, es uno de los problemas con los que se encuentra el conductor de un coche eléctrico ya que no hay un sistema único sino que depende de cada empresa, lo que nos obliga a descargarnos diferentes aplicaciones en el móvil. En el vídeo el experto de Cargove nos da más detalles sobre cómo serán los pagos.

Todos los precios de los coches eléctricos a la venta en España aquí

Consejos para alargar la vida útil de la batería

  • Cargar hasta el 80% para evitar el deterioro de la batería debido a que en corriente continua trabaja a altas temperaturas. La velocidad de carga se controla para evitar sobrecalentamiento.
  • Utilizar la recarga rápida solo cuando es realmente necesario, en momentos puntuales, en un viaje…, pero para el uso del día a día es recomendable la recarga convencional en corriente alterna, en un punto de carga doméstico. Además, la recarga rápida es más cara y es un punto a valorar.
  • Elegir un punto de carga con una potencia admitida por tu coche. No tiene mucho sentido cargar en un punto de 350 kW cuando tu coche admite , por ejemplo, un máximo de 150 kW.

Cambios para instalar un punto de carga en empresas

¿Qué tiene que tener en cuenta una empresa para instalar un punto de carga público?

A partir del 1 de enero de 2023 entra en vigor una nueva normativa según la cual, las empresas que tengan más de 20 plazas tienen que instalar 1 punto de carga por cada 40 plazas y si es una empresa de dominio público tienen que ofrecer un punto de carga por cada 20 plazas.

¿Cómo instalar un punto de carga en un garaje comunitario?

 

Sara Soria
Periodista especializada en motor y seguridad vial. Escribo de coches, motos y movilidad. También soy jurado del Women's World Car Of The Year.

Top Reviews

Video Widget

gallery