fbpx
ActualidadCoches

Cómo recargar un coche híbrido enchufable (vídeo)

Cómo recargar un coche híbrido enchufable PHEV

Recargar un coche eléctrico es, en principio, similar a recargar un coche híbrido enchufable (PHEV). Pero los hábitos de recarga no son iguales y eso es lo que te vamos a contar en este reportaje. 

Lo normal es que al comprar un híbrido enchufable instales en casa un punto de carga, así podrás recargar la batería a diario y disfrutar de las ventajas de la conducción eléctrica todos los días. Bueno, en realidad las recargas se suelen realizar por las noches, para no tener que esperar por ellas. 

Qué opciones tengo para recargar un PHEV

En casa tenemos dos opciones, conectarnos a un wallbox o punto de carga, o conectarnos a un enchufe convencional o reforzado con un cable de carga ocasional ICCB.

  • El wallbox es más seguro, más cómodo porque suele tener el cable integrado y también suele ser más rápido porque normalmente cuenta con mayor potencia que un enchufe. Piensa que si tiene cable integrado no necesitas sacar el cable del maletero cada vez que vas a poner a cargar el coche y guardarlo cuando lo desconectas. Los wallbox puedes instalarlos con diferentes potencias y en hogares lo normal es desde 2 hasta 7,4 kilowatios.   
  • Si te conectas a un enchufe convencional la potencia de carga será de unos 2 kilowatios como máximo, por lo que la carga será muy lenta, aunque como las baterías de los híbridos enchufables son pequeñas, seguro que da tiempo a cargarla durante la noche. Para esto, necesitas un cable con caja de control, un cable de carga ICCB que en los coches eléctricos está empezando a no incluirse de serie porque no se suele utilizar. 

Aquí te contamos cómo instalar un punto de carga en un garaje comunitario:

¿Merece la pena recargar un híbrido enchufable en un viaje?

Con los híbridos enchufables tenemos la ventaja de viajar sin limitaciones, porque no es necesario parar a recargar, ya que al agotarse la carga de la batería el coche sigue circulando en modo híbrido.

Además, en estos coches la carga de la batería dura pocos kilómetros cuando circulamos en carretera, así que no se para para recargar, sólo para repostar combustible. 

Es más, con un híbrido enchufable tampoco pagarás por las recargas, no merece la pena pagar cara la electricidad porque para eso es preferible circular en modo híbrido. Así que recargarás sólo si es gratis y te resulta cómodo.

En un híbrido enchufable merece la pena recargar siempre que tengas ocasión, por ejemplo, en un centro comercial.
En un híbrido enchufable merece la pena recargar siempre que tengas ocasión, por ejemplo, en un centro comercial.

Recargar un PHEV a diario

Y dos ejemplos sobre estas recargas en el uso diario son tu puesto de trabajo y los centros comerciales. Con un eléctrico normalmente no recargarás si no es necesario, porque lo normal es que tengas mucha autonomía sobrante en tu día a día.

Pero con un híbrido enchufable la autonomía es más limitada y, aunque te conectes en un centro comercial mientras haces algún recado y obtengas sólo unos 10 kilómetros de autonomía, merece la pena.

Piensa que puede ser entre un 20 o un 25 por ciento de la autonomía total en modo eléctrico y, la verdad, es que conducir en modo eléctrico es adictivo y seguro que intentarás hacerlo siempre que puedas. 

Sara Soria
Periodista especializada en motor y seguridad vial. Escribo de coches, motos y movilidad. También soy jurado del Women's World Car Of The Year.

Top Reviews

Video Widget

gallery