fbpx
TodoterrenoLeafCochesPruebasTurismoKonaHyundaiNissan

Comparativa Hyundai Kona vs Nissan Leaf, el eléctrico revolucionario frente al más vendido

Si nos preguntas por coches eléctricos hay dos modelos que van a salir en la conversación, el Hyundai Kona EV por su buen aprovechamiento de la energía y calidad de conducción, pero también el Nissan Leaf, el coche eléctrico más vendido en nuestro país, un veterano con diez años de experiencia. Vamos a enfrentarlos en esta comparativa.

El Hyundai Kona es un modelo del año 2018, igual que la última generación del Nissan Leaf, sólo que el modelo nipón llevaba a la venta ocho años desde su primera generación. Ambos modelos están disponibles con dos posibles motorizaciones y baterías de diferente tamaño. Además, sus precios son muy similares, arrancan en los 35.000 euros y las versiones más potentes y equipadas llegan en ambos casos a los 46.000 euros

Diseño e interior

Estéticamente son muy diferentes, el Leaf es un compacto voluminoso de 4,5 metros de largo, mientras que el Kona es un SUV de 4,20 metros que apuesta por un diseño muy diferente y personal.

A pesar de la diferencia de tamaño y de la percepción visual de mucho mayor volumen del Nissan, el interior del Kona está mejor aprovechado y resulta más amplio para sus pasajeros. En las plazas traseras del Nissan contaremos con apenas un par de centímetros más de espacio para las piernas, pero la anchura y altura libre disponibles son mayores. En las plazas delanteras las mediciones juegan a favor del Hyundai, salvo en altura libre, donde el Nissan consigue tres centímetros más.

kona vs leaf

En cuanto a capacidad de maletero la batalla de las cifras es para el Leaf, con 394 litros de capacidad en las versiones con batería de 40 kWh y 385 litros en las que tienen batería de 62 kWh. En el caso del Kona no hay diferencia de capacidad en función de la batería, su maletero es de 332 litros.

Pero no todo son cifras y el maletero del Nissan pierde en practicidad por un umbral de carga más alto, una boca de carga más estrecha y un escalón en el suelo del maletero que dificulta el acoplamiento de ciertas cargas o el deslizamiento de objetos pesados o voluminosos.

Prestaciones Kona vs Leaf

Como te comentaba, ambos modelos ofrecen dos posibilidades mecánicas, las de acceso desarrollan una potencia de 100 kW (136 CV) en el caso del Kona y 110 kW (150 CV) en el caso del Leaf. Sin embargo, el par máximo es superior en el modelo de Hyundai, con 395 Nm frente a 320 del modelo japonés y la diferencia en peso es de 30 kilos menos para el Nissan.

El Leaf acelera de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos, es 1,8 segundos más rápido que el Kona en esta prueba, pero su velocidad máxima es muy inferior, de 144 km/h frente a 155 km/h del Hyundai.

Hyundai Kona EV, SUV eléctrico

El consumo medio es un dato que no se ha tenido muy en cuenta en los coches eléctricos dado el reducido coste de las recargas, pero ya sí se valora por su influencia directa en la autonomía del vehículo. Aquí el Hyundai Kona vence por goleada, con un consumo medio homologado de 15 kWh/100 km, ni más ni menos que 5,6 kWh menos de media que el Nissan, con un registro de 20,6 kWh/100 km, un dato muy elevado.

Pasamos a comparar las versiones más potentes, con 160 kW (218 CV) de potencia en el Leaf y 150 kW (204 CV) en el Kona. Como puedes ver, de nuevo el Nissan apuesta por ofrecer más potencia, pero también en este caso el par motor es inferior, 340 Nm frente a 395 Nm.

Las diferencias en aceleración se reducen drásticamente, el Leaf detiene el cronómetro sólo tres décimas antes en el 0 a 100, en 7,3 segundos y el Kona lo hace en 7,6. También en este caso el Kona tiene una velocidad máxima muy superior, 167 km/h frente a 157 km/h del Leaf.

Nissan Leaf

Y en consumos el Kona más potente gasta 15,4 kWh de media (0,4 kWh más que el pequeño) pero el Leaf más potente gasta menos que el pequeño y se conforma con 18 kWh/100 km de media. Aun así, su consumo es superior al del Hyundai y en coste por kilómetro hoy no es muy notable, pero sí influye negativamente en su autonomía.

Batería, carga y autonomía

Entramos de lleno en el punto que más suele preocupar de los coches eléctricos, la autonomía. Pero antes hay que hablar de las baterías, en las versiones comparables, son muy similares en capacidad, 40 y 62 kWh para el Leaf frente a 39,2 y 60 kWh para el Kona.

Sólo con esto ya te puedes ir haciendo una idea de qué modelo tendrá más autonomía, porque si las capacidades de las baterías son muy similares y el consumo del Kona es menor, por lógica su autonomía también será superior.

Y así es, 289 y 449 kilómetros de autonomía para las dos opciones del Kona, más de lo que ofrece el Leaf, con 270 y 385 kilómetros. Pero hay más, la tecnología de las baterías de ambos modelos no es igual y, aunque dicen que la experiencia es un grado, los de Hyundai han adelantado a Nissan por la izquierda con sus modernas baterías que, además, cuentan con refrigeración líquida para controlar mucho mejor la temperatura de trabajo de la batería y mantener sus prestaciones en todo momento y durante más tiempo.

hyundai-kona-ev-movilidadhoy

Esto se traduce en unas cifras de autonomía más altas y también más estables en el Kona que en el Leaf, lo que te aporta seguridad y tranquilidad ante desplazamientos largos.

A la hora de cargar las baterías los dos modelos cuentan con dos posibilidades de carga, corriente alterna para cargas domésticas y corriente continua para cargas rápidas en electrolineras. La carga en alterna se hace a través de una toma Mennekes en ambos casos, pero hay diferencias en la carga rápida. Hyundai apuesta por Combo CCS, el estándar europeo, pero Nissan mantiene el CHAdeMO, que es el estándar japonés.

El Leaf puede cargar en alterna hasta 7,4 kW de potencia y el Kona a 7,2 o a 10,5 kW en función de las versiones. En el caso de cargas rápidas el Leaf pequeño se conforma con 50 kW y el grande admite hasta 100 kW, mientras que todos los Kona admiten 100 kW.

Prueba dinámica Kona vs Leaf

A la hora de conducir encontramos grandes diferencias entre estos dos modelos. El Nissan apuesta por una suspensión y amortiguación suave, lo que mejora la filtración de las irregularidades de la carretera, pero permite balanceos de la carrocería mayores. No son excesivos, pero unos asientos delanteros con muy poca sujeción lateral hacen que resulte muy incómodo en curvas, porque tienes que ‘colgarte’ del volante.

Por su parte, el Hyundai apuesta por un equilibrio en efectividad y comodidad. Sigue siendo un coche cómodo, pero un poco más firme, con una carrocería más sujeta y con unos asientos delanteros mucho mejores. Además, la postura de conducción también mejora la comodidad respecto al Nissan, además el Leaf se adapta peor a diferentes conductores, ya que carece de regulación en profundidad del volante.

La forma de conducirlos también es diferente. El Leaf no tiene posibilidad de modificar en varios puntos la retención y regeneración eléctrica, sólo tiene un modo B en el selector del cambio que aumenta la retención y carece de anulación de la retención. Sí tiene un modo para conducir sin usar el freno en ciudad, pero que no es del agrado de todos los conductores.

Kona eléctrico

El Kona tiene varias opciones para gestionar la retención y regeneración, entre las que destacan las levas tras el volante con tres puntos de retención y anulación de ésta para circular por carretera, lo que hace su conducción mucho más agradable y también más divertida. Te contamos todas las opciones y cómo funcionan en esta prueba:

1.500 km (casi) sin pisar el freno… o cómo funciona el sistema de frenada regenerativa del Hyundai Kona eléctrico

Y volvemos a hablar de autonomía, porque no me canso de afirmar que no es tan importante como solemos pensar cuando no hemos convivido mucho tiempo con un eléctrico. Aunque si no sólo queremos el coche para uso diario y pensamos darle un uso más amplio, la autonomía sí es un factor muy a tener en cuenta en un coche eléctrico.

La autonomía homologada del Leaf es claramente menor que la del Kona, pero en la vida real esta diferencia aumenta notablemente y vemos cómo la batería del Leaf necesita recargarse con más frecuencia y limita los desplazamientos largos. Consume más, sobre todo en carretera, y a eso hay que sumar algo que para mí es todavía más grave: el indicador de autonomía restante es muy variable… por no decir mentiroso.

No te puedes fiar de lo que indica porque de pronto baja rápidamente y los cálculos que has hecho para tu recorrido se desbaratan. Esto genera intranquilidad y provoca que tus desplazamientos se limiten a distancias cortas que no se acerquen ni por asomo a su autonomía homologada. Sin embargo, el indicador del Kona es fiable y te permite afrontar recorridos largos con tranquilidad… e incluso realizar algún reto como el que hicimos nosotros hace ya tiempo:

Reto: De Madrid a Santander y vuelta en el día con un Kona eléctrico, ¿será posible?

Si quieres más información de estos modelos, hemos probado los dos. Éstas son las pruebas:

Dos días con el Hyundai Kona EV, lo que debes saber del coche eléctrico del momento

Prueba del Nissan Leaf 40 kWh, descubre qué se puede mejorar y en qué destaca este eléctrico tan vendido

Conclusiones Kona vs Leaf

Por precio, prestaciones, tamaño interior, capacidades de batería, etc. Podemos decir que son coches muy similares. El Leaf vence en capacidad de maletero y acelera un poco más rápido, pero los asientos delanteros no sujetan correctamente el cuerpo, la carrocería balancea, es 30 centímetros más largo, su velocidad máxima es muy inferior y su consumo es más elevado, sobre todo en carretera.

Por tanto, para mí la elección es clara, el Hyundai Kona EV. ¿Los motivos? Mejor comportamiento dinámico, mejor ergonomía, más sensación de espacio interior y más comodidad por tener mejores asientos y menos balanceos de carrocería.

Pero sobre todo por sus consumos más reducidos que le hacen disfrutar de una autonomía real mucho mayor que la del Leaf y, además, un indicador de autonomía fiable que te permite salir de fin de semana sin ansiedad con ambas versiones de batería.

Además, disfruto conduciendo el Kona y jugando con la retención mediante las levas. Esto me permite quitarle la retención y dejarle a vela en carretera, lo que hace que los viajes sean mucho más cómodos y reducen la fatiga del conductor, que puede levantar puntualmente el pie del acelerador sin que el coche reduzca drásticamente la velocidad.

Fotos Hyundai Kona EV

Fotos Nissan Leaf

Iván Solera
Mi especialidad son las pruebas de coches y motos. También soy formador de automoción y, aunque en mi garaje se acumulan los vehículos clásicos populares, disfruto probando las últimas tecnologías.

Top Reviews

Video Widget

gallery