fbpx
TodoterrenoSegmentosCochesPruebasKugaFord

Prueba a fondo: Ford Kuga PHEV, todo un SUV híbrido enchufable

Ford Kuga PHEV prueba a fondo

El nuevo Ford Kuga llega con muchos cambios. Es el primer modelo de la marca en disponer de hasta cinco variedades mecánicas, entre ellas una versión mild hybrid con motor diésel, una versión híbrida convencional que llegará a finales de 2020 y una versión híbrida enchufable. Hoy probamos el nuevo Ford Kuga PHEV.

Antes de entrar en detalles sobre su sistema propulsor os voy a contar otras novedades con respecto a la anterior generación.

 

El Ford Kuga PHEV por dentro

Es un coche más grande. Crece 8,9 centímetros de largo y llega a los 4,61 metros. También gana en agresividad y deportividad, en parte debido a su gran parrilla. Y esta deportividad se refuerza más en las versiones ST Line como es el caso de nuestra unidad, que es la ST Line X, la más equipada.

Por dentro todo ha cambiado y no solo el diseño, también los acabados ahora son de mejor calidad, aunque con los plásticos propios de los modelos generalistas. A destacar como novedades la pantalla central de 8”, el cuadro de instrumentos digital de 12,3”, de serie en las versiones ST Line, y el Head-up Display que se proyecta sobre una pequeña pantalla delante del parabrisas y que es opcional.

Ford Kuga PHEV ST-Line 2020, SUV híbrido enchufable

Las plazas traseras son más espaciosas, ganan 4 centímetros de ancho y 3,5 centímetros de alto. La habitabilidad es uno de sus puntos fuertes.

Un detalle muy práctico es que la banqueta trasera se desplaza longitudinalmente hasta 15 centímetros. Y hablando del maletero, pierde 64 litros con respecto al resto de versiones por el sistema híbrido, aun así sus cifras sus buenas. Su capacidad varía entre 411 y 581 litros según la posición de la banqueta trasera y puede alcanzar los 1.481 litros con los asientos traseros abatidos. Lo que no me ha gustado nada es la bandeja superior que incluye porque es muy blanda y con un uso complicado, ya que si llevas el maletero cargado se engancha con el equipaje al bajar el portón y se desengancha.

Otro detalle que me ha gustado es el protector que lleva en las puertas para evitar golpear a otros coches.

Ford Kuga PHEV ST-Line 2020, SUV híbrido enchufable

Así funciona el sistema híbrido enchufable

El sistema híbrido enchufable del Kuga se compone de un motor de gasolina de 2.5 litros y un motor eléctrico que desarrollan una potencia combinada de 168 kilovatios o 225 CV. Este sistema va asociado a un cambio por variador continuo o CVT. El par máximo del motor de gasolina es de 200 Nm y el del motor eléctrico 230 Nm.

Y si te estás preguntando si dispone de tracción 4×4, la respuesta es que no, solo está disponible con tracción delantera.

Equipa una batería con refrigeración líquida de 14,4 kWh de capacidad que le permite alcanzar una autonomía homologada de 56 kilómetros en modo eléctrico.

Cómo es un PHEV o híbrido enchufable y cómo sacarle el máximo partido a esta tecnología

Impresiones al volante

Ford anuncia una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora y una aceleración de 0 a 100 en 9,2 segundos, una cifra modesta comparada con las de rivales de similar potencia. La velocidad máxima baja a 135 km/h cuando conducimos en modo eléctrico. La batería pesa 164 kilos y el conjunto del coche tiene un peso en orden de marcha de 1.844 kilos, 164 kilos más que el diésel de 150 CV, aunque la comparativa no es justa porque el PHEV tiene 75 CV más de potencia.

Ford Kuga PHEV ST-Line 2020, SUV híbrido enchufable

Es un peso considerable que se nota en el comportamiento, especialmente en carretera y en los balanceos, y es que además de la batería, hay que pensar que monta un motor de gran cilindrada. En momentos de la ruta que necesitamos más potencia para subir un puerto de montaña o realizar un adelantamiento, se queda un poco rezagado a pesar de su potencia.

Tampoco le ayuda su cambio automático por variador continuo ya que, cuando aceleramos, el motor se revoluciona y transmite una sensación de patinamiento que no resulta agradable y no sabes exactamente cuánta potencia tienes todavía disponible.

Datos y precios de todos los coches híbridos enchufables a la venta en España

A pesar de su centro de gravedad más bajo por ubicar la batería bajo los asientos y el tren de rodaje deportivo con suspensiones rebajadas y más firmes de esta versión ST-Line, no se muestra muy aplomado. No afronta las curvas con determinación y te obliga a modificar la trayectoria cuando ya estás dentro de la curva. Se siente pesado y con bastantes inercias, por lo que invita a una conducción relajada.

Ford Kuga PHEV ST-Line 2020, SUV híbrido enchufable

Otra cuestión es cuando circulamos en modo eléctrico en carretera, en este caso los 97 kW del motor eléctrico, 130 CV, se quedan escasos, y aunque le pisemos a fondo no se llega a activar el motor de combustión, sólo si pulsamos el botón ok del volante, un hándicap en seguridad cuando necesitamos un extra de potencia en un momento concreto.

Lo lógico es que quien se compra un híbrido enchufable es porque lo va a utilizar en sus trayectos diarios. Porque es en estos recorridos urbanos o, desde la periferia al centro de la ciudad, donde realmente le vamos a sacar partido. Podremos realizar una conducción con cero consumo de gasolina, acceder a áreas restringidas a la circulación,… en fin, ahorrar en combustible y disfrutar de todas las ventajas que le aporta la etiqueta cero de la DGT.

Ford Kuga PHEV ST-Line 2020, SUV híbrido enchufable

Es un coche de generosas dimensiones, pero al ser un SUV el puesto de conducción es elevado y tenemos buena visibilidad, por lo que se conduce muy bien por la ciudad, eso sí, si tienes que buscar aparcamiento la cosa se complica.

Modos de conducción y consumo

Este Ford Kuga cuenta con cuatro modos de conducción. Podemos conducir en modo normal, es decir, funciona como un coche híbrido alternando y combinando el motor de gasolina y el eléctrico, y es el que se activa por defecto. Podemos optar por circular sólo en modo eléctrico, ideal para trayectos urbanos. También podemos seleccionar el modo que reserva la batería para cuando tú decidas utilizarla y un cuarto modo en el que pedimos forzar la carga de la batería con el motor de gasolina, algo con lo que hay que tener cuidado porque aumenta el consumo de forma notable. Además, tiene cinco programas de conducción que son el Normal, Eco, Sport, Resbaladizo y Nieve/Arena.

Y si queremos un mayor nivel de retención para así conseguir una mayor regeneración de energía, podemos presionar el modo L en la palanca del cambio. Una opción que te ayudará a aumentar la autonomía de la batería, especialmente por ciudad que es donde más tienes que levantar el pie del acelerador.

Ford Kuga PHEV ST-Line 2020, SUV híbrido enchufable

En cuanto al consumo, Ford habla de un consumo homologado de 1,4 l/100 km. Es una cifra que responde a un ciclo de homologación que no aporta nada al conductor de un híbrido enchufable. Lo que sí debes saber es que con este Kuga PHEV puedes circular con cero consumo de gasolina, cuando vas en modo eléctrico, y puedes llegar a consumir 6 l/100 km en modo híbrido, es decir, en modo normal, en un viaje en carretera con la batería vacía (consumo medio según el ordenador de a bordo). Comentaros que en ciudad he conseguido recorrer 62 kilómetros en modo eléctrico hasta agotar la batería, seis kilómetros más que su autonomía homologada.

Llega la hora de cargar la batería. ¿Qué hay que saber?

La potencia máxima de carga que admite es de 3,6 kW, es decir, aunque lo pongas a cargar en un Wallbox de potencia superior, no cargará más rápido. De serie incluye un cable para enchufe Schuko normal que puede cargar hasta 3,2 kW y un cable tipo Mennekes para cargar en un Wallbox. La carga completa de la batería desde un enchufe doméstico de 230 voltios lleva menos de 6 horas. Con la app Ford Pass Connect puedes programar la carga de la batería.

Ford Kuga PHEV ST-Line 2020, SUV híbrido enchufable

El Ford Kuga híbrido enchufable está a la venta con tres niveles de acabado, Titanium, ST Line y ST-Line X que es la unidad que hemos conducido. La unidad de prueba equipa de serie el sistema de audio B&O con 10 altavoces, asientos de cuero parcial, luces cortas/largos automáticas, cristales de privacidad, apoyabrazos trasero, monitor de fatiga, barras de techo negras, alarma de cambio involuntario de carril, asistente de mantenimiento de carril, asistente de salida en cuesta, aviso de colisión frontal con reconocimiento de peatones y ciclistas, control de crucero con función de limitador de velocidad y muchos más elementos de confort y seguridad. El Ford Kuga PHEV ST-Line tiene un precio con descuentos de 36.652 €.

 

Como conclusión, decirte que el Kuga PHEV es un SUV muy versátil como coche familiar, tanto para trayectos largos como para utilizar en el día a día sin consumir gasolina, solo electricidad, que hoy por hoy es mucho más barata.

Fotos: Ford Kuga PHEV ST-Line X 2020

Sara Soria
Periodista especializada en motor y seguridad vial. Escribo de coches, motos y movilidad. También soy jurado del Women's World Car Of The Year.

Top Reviews

Video Widget

gallery