fbpx
TodoterrenoWranglerCochesPruebasDestacadoJeep

Conducimos el nuevo Jeep Wrangler PHEV, auténtico 4×4 enchufable

Jeep Wrangler PHEV, 4x4 híbrido enchufable

¡Lo nunca visto! El Jeep Wrangler PHEV o híbrido enchufable ya es una realidad a la venta. Acabo de conducirlo en la isla de Ibiza y todavía estoy alucinado con las posibilidades del Jeep más avanzado de la historia. Un aparato de 380 CV de potencia que aúna un motor turbo de gasolina, de cuatro cilindros y 2.0 litros, con otros dos eléctricos.

Jeep Wrangler PHEV, 4x4 híbrido enchufable

Todo ello junto con una caja de cambios automática de 8 velocidades y un sistema de tracción capaz de superar obstáculos inimaginables. La guinda está en la posibilidad de disponer de unos 45 km de autonomía en modo totalmente eléctrico para pasar desapercibido tanto en la ciudad como en medio de la naturaleza. ¡Etiqueta cero y ríete de las limitaciones en los centros de las grandes urbes!

 

Diseño exterior e interior

Por fuera los cambios son mínimos, más allá de unos detalles en color azul identificativos de esta versión ecológica, que coincide con el 80 aniversario del lanzamiento de este modelo. La cuarta generación, denominada JL, que con esta mecánica no estará disponible en carrocería de tres puertas, sí de cinco puertas tanto cerrada como abierta pick up o Gladiator. Tampoco el interior luce detalles muy diferentes de las versiones convencionales.

Más detalles del Jeep Wrangler híbrido enchufable

El aspecto y la calidad son excelentes y hay algunos puntos de luz y color azules, como por ejemplo en las teclas de los tres modos de conducción (Hybrid, Electric y E-Save), o en las costuras de unos magníficos asientos. También resulta diferente parte de la información del salpicadero y de la pantalla multimedia, en concreto la específica del tipo de propulsión de esta versión.

Jeep Wrangler PHEV, 4x4 híbrido enchufable

El sistema PHEV del Wrangler

Cuenta con una planta híbrida que combina un motor de gasolina 2.0 turbo de 272 CV y 400 Nm con dos motores eléctricos. Uno frontal de 45,5 kW (61 CV) y 53 Nm, válido para arrancar y acelerar, que reemplaza al alternador y va acoplado al cigüeñal mediante una correa. Y otro de 106 kW (143 CV) y 245 Nm, que hace de segunda asistencia e impulsor principal, ubicado entre el propulsor térmico y la caja de cambios, capaz de mover a este Wrangler por sí solo, en modo únicamente eléctrico, durante unos 45 km.

Combinados todos los valores, tenemos unas cifras finales escalofriantes: 380 CV de potencia y 637 Nm de par motor. Ojo que son valores máximos obtenidos en regímenes específicos cuando las tres mecánica actúan en conjunción y con las baterías cargadas al máximo (17,3 kWh y 400 voltios). El coche acelera 0-100 km/h en sólo 6,4 segundos y alcanza una punta cercana a los 180 km/h. Cifras elevadas que hacen delicada la frenada, sobre todo con ruedas de tacos.

Jeep Wrangler 4xe 2021

Las baterías de alto voltaje son unas Samsung de ión de litio, de 93 celdas, ubicadas bajo los asientos traseros y envueltas en una estructura de aluminio. Van climatizadas mediante un sistema propio. Los componentes y el cableado están sellados y son resistentes al agua, algo útil en este todoterreno de gran capacidad de vadeo. La carga completa supone 2,5 horas en una toma de 7,4 kW o de 6,3 horas en un enchufe a 3,2 kW. Esta se realiza mediante una toma ubicada en la aleta frontal izquierda, perfectamente cerrada mediante una tapa de accionamiento manual.

Prestaciones off road

Aquí es donde Jeep ha echado el resto con objeto de que esta versión no pierda ni un ápice de prestaciones off road, una de las premisas a la hora de diseñarlo. Durante la prueba en la isla así pudimos verlo. Con gran sorpresa, incluso, al comprobar que la versión Rubicon puede ir más allá, gracias a su cambio de marchas con reductora, tres bloqueos de diferencial y estabilizadora delantera desacopable. Unas prestaciones a la altura de sus más directos competidores: Land Rover Defender, el Mercedes Benz Clase G o el Ford Bronco, su rival más directo pero que no llegará a Europa. Por cierto que en terrenos difíciles se agradece las dos cámaras que dispone el vehículo para un visionado más eficaz.

Jeep Wrangler PHEV, 4x4 híbrido enchufable

Tres modos de funcionamiento

El modo Hybrid se activa por defecto cuando se arranca y es la gestión electrónica la que decide que motor o motores actúan en función de la potencia demandada, la carga de la batería o las condiciones de la conducción. En marcha uno no percibe qué motor o motores están actuando. Lo que sí se detecta es la eficacia a la hora de acelerar a fondo aunque también se notan unos pequeños tirones iniciales. En modo Electric se circula únicamente con el motor eléctrico, de manera muy suave y ágil, algo digno de agradecer en ciudad y en terrenos off road.

Los 10 coches híbridos enchufables más vendidos en 2020

Por último, el modo E-Save sirve para reservar la energía almacenada en la batería para ser utilizada posteriormente, con la posibilidad de elegir mantener el nivel de batería (BatterySave) o cargarla con el motor de combustión (BatteryCharge). Al frenar se regenera la batería y también al levantar el pedal del acelerador si se activa el modo Max Regen mediante un botón específico.

Ventajas e inconvenientes

La electrificación de un vehículo todo terreno es algo novedoso que se irá popularizando en poco tiempo. No solo por cuestiones medioambientales forzadas por los gobiernos. También por las ventajas que aporta este tipo de propulsión. Entre otras, por ofrecer un elevado par motor instantáneo en modo totalmente eléctrico, lo que se traduce en un gran control al volante sobre terrenos abruptos. También por unos reducidos niveles de consumo y emisiones contaminantes que implican una mejor imagen de cara a la sociedad, además de menores impuestos y mayores posibilidades de circulación y aparcamiento en los centros de las ciudades.

Jeep Wrangler PHEV, 4x4 híbrido enchufable
Presentación dinámica del Jeep Wrangler 4xe en Ibiza

No obstante lo anterior, los híbridos enchufables también cuentan con ciertos inconvenientes. Por ejemplo su mayor complejidad técnica los penaliza en cuanto a reparaciones y mantenimientos. También un mayor peso cifrado entre 200 y 300 kilos. Y, por último, la necesidad de una amplia y útil red de carga eléctrica que justifique la compra de este tipo de vehículos, algo lejos de la realidad en estos momentos en España. A este respecto, hay que recordar que el sobre precio de un híbrido enchufable se justifica si realmente vamos a utilizar sus prestaciones en modo eléctrico.

Coches PHEV con más autonomía eléctrica, ¡hasta 100 km!

Conclusión Wrangler PHEV

Este Jeep Wrangler abre un camino que será seguido por el resto de los todoterreno, ya que la legislación eliminará la posibilidad de circular con otro tipo de soluciones mecánicas que no sean ecológicas. Y lo hace por la puerta grande, con un gran producto de elevada calidad y posibilidades dinámicas. Ya está a la venta en tres versiones: Sahara (68.900 €), Rubicon (70.800 €) y 80 Aniversario (72.300 €).

 

En este vídeo te explicamos cómo funciona un coche PHEV o híbrido enchufable y cómo sacarle el máximo rendimiento:
 

Fotos: Jeep Wrangler 4xe (PHEV) 2021

Top Reviews

Video Widget

gallery