fbpx
C4CochesPruebasTurismoCitroënDestacado

Ponemos a prueba al Citroën ë-C4, el C4 eléctrico

Citroën ë-C4

La versión eléctrica del C4 se llama Citroën ë-C4, un coche eléctrico que destaca por su personal diseño y un elevado confort de marcha. Está disponible con tres niveles de equipamiento a partir de 33.000 euros. Lo hemos probado y te contamos qué nos ha parecido.

Suspensiones blandas (muy al estilo Citroën para conseguir lo que llaman “efecto alfombra voladora”), interior sencillo y minimalista, muchos huecos portaobjetos y amplios asientos de mullido tirando a blando hacen de este C4 eléctrico un compacto más cómodo que sus rivales.

 
Maletero Citroën ë-C4

El ë-C4 comparte mecánica con muchos modelos del grupo, un motor eléctrico de 100 kW de potencia (136 CV) y 260 Nm de par máximo, que con sus poco más de 1.600 kilos de peso le permiten acelerar de 0 a 100 en 9,7 segundos, alcanzar una velocidad máxima (limitada, como en todos los eléctricos) de 150 km/h y homologar un consumo medio combinado de 16 kWh a los cien kilómetros. Con una batería de 50 kWh brutos homologa una autonomía de 351 kilómetros.

Lo mejor del Citroën ë-C4

  • Comodidad y calidad de rodadura. Filtra muy bien las irregularidades del terreno y se desmarca en este punto del resto de rivales.
  • Pocos balanceos de carrocería. Algo más acusados que en modelos con suspensiones más firmes, pero reducidos para la comodidad que ofrece.
  • Multitud de huecos portaobjetos con y sin tapa para llevar las pertenencias ordenadas.
  • Mandos del climatizador físicos en vez de táctiles. Mejoran la seguridad.
  • Amplitud en las plazas delanteras.
  • Sencillez de conducción. Simple, sólo un modo B para aumentar un poco la retención y regeneración y tres modos de conducción: Eco, Normal y Sport.

Estas fueron las primeras impresiones de Sara al probar este coche en la presentación de prensa:

Prueba de contacto Citroën ëC4

A mejorar del Citroën ë-C4

  • Falta de precisión por un conjunto suspensión/amortiguación de tarado blando que hacen que la dirección flote un poco en determinados momentos.
  • Dirección de dureza variable, quizá demasiado blanda a baja velocidad y le falta precisión rodando rápido, lo que unido al punto anterior resta confianza a la hora de abordar un tramo de curvas. No es tu coche si buscas una conducción deportiva, apuesta más por la comodidad.
  • Plazas traseras con altura y espacio suficiente a pesar del diseño coupé, pero el acceso es mejorable por altura disponible y espacio para los pies.
  • Reposacabezas delanteros pensados para llevar el respaldo muy tumbado. Si eres de los que llevan el respaldo muy vertical porque cuidas tu espalda, el reposacabezas te empuja hacia delante. Yo no he conseguido una postura cómoda, me obliga a inclinar el asiento más de lo deseado y a alejarme del volante.

Maletero Citroën ë-C4

  • La luneta trasera partida resta un poco de visibilidad, que de por sí no es muy buena por los gruesos y tumbados pilares traseros que se cierran en busca de una imagen estilizada.
  • Las prestaciones en general son buenas, pero en adelantamientos echas de menos un poco más de empuje si no seleccionas el modo Sport.
  • El selector de marcha es lento y, si no le das tiempo, no selecciona la opción que le pides. Las maniobras rápidas no las acepta bien y puede suceder que estés en D, pases a R pero no llega a seleccionarla y sigue estando en D. Si no te cercioras de la selección hecha puedes darte un pequeño susto.
  • En carretera la autonomía se reduce notablemente y el consumo está un poco por encima de algunos rivales, como Volkswagen ID3, Hyundai Kona EV o Kia eNiro. A ritmo normal, sin modificar la conducción respecto a un vehículo con motor de combustión, llega a los 20 kWh a los 100 de media, lo que reduce la autonomía hasta poco más de 200 kilómetros.
 
Este C4 es un eléctrico con un precio relativamente contenido que permite disfrutar al máximo de las ventajas de este tipo de vehículos con altas dosis de comodidad, tanto en el uso diario como en escapadas de fin de semana. Para viajes largos se queda un poco escaso de autonomía, pero demos tiempo a que tengamos puntos de carga rápida cada cien kilómetros y entonces podremos ampliar el uso de este coche.

Todas las ayudas a la compra disponibles por Comunidades Autónomas

Fotos Citroën ë-C4

Iván Solera
Mi especialidad son las pruebas de coches y motos. También soy formador de automoción y, aunque en mi garaje se acumulan los vehículos clásicos populares, disfruto probando las últimas tecnologías.

Top Reviews

Video Widget

gallery