fbpx
PruebasMotosScooterEléctrica

Nos vamos de ruta con el scooter eléctrico Ray 7.7

Ray 7.7, prueba scooter eléctrico

Cuando me propusieron ir a la presentación dinámica del Ray 7.7 me quedé un poco desilusionado. Pensé que se trataría de un scooter eléctrico más. Del montón. Un vehículo seguramente asiático, movido por baterías, con ciertas pretensiones dinámicas para un uso urbano y poco más. ¡Qué equivocado estaba! Ahora os cuento el porqué.

En la presentación, que se realizó en uno de los templos patrios del deporte del motor, el madrileño circuito del Jarama, se nos dieron los detalles del producto y la marca. La mayoría de ellos ya os lo contó mi compañera Sara Soria en este enlace:

Ray 7.7, un scooter eléctrico español con prestaciones de uno de 300 cc

Me llamó la atención que la empresa Ray Electric Motors, con sede en Barcelona, fuese 100 x 100 española y que usara tecnología mayoritariamente nacional y europea. El joven equipo directivo y sus propietarios nos aseguraron que sólo un 12% de los componentes son asiáticos (principalmente las celdas de las baterías). Me sorprendió la juventud de la empresa, ya que Ray se fundó en 2019, y la cualificación técnica de sus ingenieros, algunos de ellos procedentes de Yamaha y de Renault, incluso del sector aeronáutico.

El grupo de periodistas allí presentes, la mayoría con ciertos prejuicios hacia las motos eléctricas de calidad dudosa, preguntamos a saco y con cierta inquina sobre los temas más delicados. Por ejemplo, la calidad de los componentes, la fiabilidad, las soluciones de ingeniería, las prestaciones, la autonomía, el precio, las garantías, entre otros puntos. Todas las preguntas fueron respondidas e incluso debatidas y aún así, entre los asistentes, había cierto ambiente de incredulidad.

Ray 7.7 prueba moto eléctrica

Pero las dudas empezaron a despejarse cuando pudimos diseccionar al detalle la moto. Tocando con nuestras manos muchos de sus componentes y viendo la calidad de las mismos, comprobando acabados y funcionalidades. Me llamó mucho la atención que disponga de marcha atrás, algo muy útil en ciudad, la regulación en altura del asiento o el navegador con App propia. Además, es obvio que este primer producto de Ray, convence a la vista por su estética deportiva, líneas equilibradas, doble óptica frontal y neumáticos anchos, entre otros aspectos.

Prueba dinámica

Seguidamente tuvimos la oportunidad de conducir el vehículo, no por el circuito, pero sí en una ruta de unos 80 kilómetros (ida y vuelta) desde el Jarama hasta Hoyo de Manzanares, pasando por Colmenar Viejo. Deciros, para los que no lo conozcáis,  que es un recorrido perfecto para la diversión ya que combina algo de autovía con una carretera de decenas de curvas, pendientes y cambios de apoyo. Un parque de atracciones para los que nos gusta conducir cualquier tipo de moto.

8 ventajas de las motos eléctricas, no sólo ahorras en combustible

Una vez en marcha empecé a ‘cacharrear’ con los tres diferentes modos de conducción seleccionables. City, donde la entrega de la potencia es suave y hay una gran capacidad de regeneración de energía en la frenada. Sport, el modo más deportivo pues se entrega la máxima potencia. Y, por último, Flow, óptimo para ir acariciando el acelerador en autovía, en línea recta, con el mínimo rozamiento y un consumo mínimo pero apenas regeneración al decelerar.

Ray 7.7 prueba moto eléctrica

Tras ir saltando de uno a otro modo y comprobar, efectivamente, cómo carga la batería al frenar en modo City, y darme cuenta de las ventajas de la conducción económica tipo ‘vela’ al ir en Flow, decidí exprimir al máximo la potencia de este Ray 7.7 de 17,5 kW (23 CV) y 165 kg de peso (por cierto que hay una versión de menor potencia de 14 CV que se puede conducir con el carnet de coche). Rápidamente te das cuenta de que se mueve con gran aplomo y agilidad, gracias a un centro de gravedad muy bajo por el óptimo alojamiento de la batería de alto voltaje (de 7,7 kWh), uno de los elementos más pesados de este tipo de vehículos. 

La aceleración es inmediata, fulgurante. ¡Ojo que hace los 0 a 100 km/h en sólo 7,7 segundos! Dato demoledor si tenemos en cuenta que mejora a cualquier maxiscooter de entorno los 500 cc. En cuanto a la velocidad máxima, la anunciada es de 120 km/h, pudiendo manejarse con soltura en medias de crucero de 100 km/h.

La moto cuenta con unos neumáticos Pirelli de amplia superficie de contacto (120 delante y 140 detrás) y pequeño diámetro, unos frenos que trabajan de manera correcta, en armonía con una amortiguación algo seca, principalmente delante, pero que hace que las ruedas ‘lean’ bien la superficie del asfalto a poco que hagamos una conducción normal. Con frenos ABS y control de tracción, este Ray podría ser perfecto. Aunque por aspecto el Ray 7.7 podría considerarse una 125 cc de combustión, por prestaciones y empaque se asemeja, sin duda, a una 300 cc.

Ray 7.7 prueba moto eléctrica

En cuanto a la autonomía, independientemente de los datos oficiales que publicita la marca, yo me quedé gratamente sorprendido al conseguir hacer los 80 km de la ruta, la mayoría de ellos en modo Sport y sin miramientos a la hora de acelerar y mantener velocidades elevadas, con una margen de 30 km extra de autonomía al volver al circuito del Jarama. Un dato realmente brillante si tenemos en cuenta que practicando una conducción inteligente y combinando los modos City y Flow, posiblemente se llegue a los 150 km de autonomía que anuncia el fabricante (más de 160 si manejamos por ciudad a 50 km/h).

Precio Ray 7.7

Con estas prestaciones y la calidad del producto, sólo queda deciros que este vehículo puede ser un gran aliado para quienes puedan y quieran moverse por la ciudad, extrarradio y algo más allá de manera cómoda, ágil y segura, a un coste de combustible cero porque sólo pagarás electricidad. Que el precio sea un impedimento, dependerá de las cuentas que cada uno se eche en función de sus circunstancias.

En este 2022 el precio de la Ray 7.7 es de 8.500 € c, una cantidad elevada si se compara con scooters equivalentes de gasolina, Pero ojo, esto es algo diferente y bueno, quien sabe si el primer producto de calidad y válido en este segmento. Y ojo que como rival habría que buscar algún scooter de alta tensión del tipo BMW y su futuro CE 04. No tiene nada que ver con eléctricas de baja tensión y batería extraíble. Haz cuentas porque el ahorro que supone en su uso diario puede compensar el sobrecoste antes de lo que piensas.

Con el plan Moves puedes obtener una ayuda de 1.100 euros si compras una moto eléctrica (el precio de la Ray se quedaría en 7.400 €) y hasta 1.300 euros si achatarras un vehículo viejo. Además, si el comprador reside en una población de menos de 5.000 habitantes la ayuda llega a los 1.430 euros.

Fotos: Ray 7.7, scooter eléctrico

Top Reviews

Video Widget

gallery